Prepárate para despegar

En un flujo de producción de impresiones, la integración de los archivos de los clientes es una de las etapas más delicadas.

¿Sabías que las operaciones de las fases previas a la impresión representan la mitad del tiempo de producción de un trabajo?

En la mayoría de las empresas, el proceso de integración requiere demasiado tiempo y, además, se realiza de forma manual. Las tareas que normalmente son rápidas tardan mucho tiempo porque no hay nadie disponible para hacerlas. Además, son laboriosas y repetitivas. Este tipo de proceso consume mucho tiempo y reduce tus beneficios, pero no puedes cobrar más por haber tenido demasiados procesos implicados. La solución: ¡la automatización!

Una última comprobación antes de pasar a la siguiente etapa del flujo

  • Cuando se crea un pedido, envías al cliente un enlace de subida único. De este modo, te aseguras de asociar el archivo correcto con el pedido correspondiente.
  • No pierdas tiempo buscando los archivos, simplemente envíales un correo electrónico automático cuando se acerque el plazo.
  • En vez de comprobar si los archivos cumplen las normas, asegúrate de que respetan las instrucciones especificadas en el pedido.
  • ¿Dónde volver a encontrar ese trabajo en la producción? ¿Quién debe intervenir? Podrás visualizar el conjunto de los trabajos, su estado y las acciones necesarias. Cada operario dispone de una lista de tareas personal.

Integración inteligente

Tener que comprobar un archivo sin aplicar las correcciones necesarias no es demasiado productivo. Te ayudaremos a detectar los errores, corregirlos de forma automática en la medida de lo posible y enviarlos a un operario para que realice una inspección más exhaustiva en caso necesario.

Las correcciones automáticas incluyen ajustar el tamaño de la página, crear líneas de corte, añadir el barniz o la capa blanca, etc.

Productos relacionados